no images were found

Nadie puede negar que Google es una empresa innovadora, que piensa a lo grande y sin miedo de mojarse a la hora de lanzar productos novedosos y con grandes expectativas. Algunos de ellos, como Gmail han resultado ser un éxito indudable.
Google lanzó hace apenas un año la plataforma Wave, la gran apuesta del gigante tecnológico en el campo de las redes sociales para competir con Facebook y Twitter. Pero no todo lo que toca la compañía estadounidense se convierte en oro, y ayer la firma tuvo que dar marcha atrás y anunciar que deja de desarrollar Wave debido a que no ha logrado una masa crítica de usuarios suficiente para continuar invirtiendo en el proyecto.

Google Wave fue presentado a finales de mayo del 2009 como una herramienta de colaboración social: permitía crear conversaciones colectivas (uniendo conceptos como correo electrónico, blogs y microblogs) en las que se podían incluir enlaces, vídeos e imágenes de manera sencilla. Su aspecto visual estaba muy cuidado, permitía responder al principio y al final de los mensajes y personalizarlos.

Sin embargo, tal y como reconoció ayer en el blog de la firma Urs Hölze, vicepresidente de Google, la empresa no tenía muy claro «cómo los usuarios iban a responder a esta manera de comunicarse radicalmente diferente». Catorce meses después, a la compañía tecnológica no le salen los números. «Google Wave no ha tenido el seguimiento de usuarios que hubiésemos querido. No tenemos planes de continuar desarrollándolo», anunció Hölze en el comunicado, que añadía que mantendrían operativo el servicio «al menos hasta final de año». La empresa aprovechará las evoluciones tecnológicas del producto en otros proyectos.

Fuente de Información

× ¿Cómo puedo ayudarte?